Noticias

10/11/2008 José Virtuoso sj habla sobre la violencia en Venezuela El director del Centro Gumilla estuvo en el programa José Vicente Hoy del domingo 3 de agosto hablando de la violencia en Venezuela y el papel del Estado. Etiquetas:prueba
Recursos

El director del Centro Gumilla estuvo en el programa José Vicente Hoy del domingo 3 de agosto hablando de la violencia en Venezuela y el papel del Estado. Este domingo Rangel entrevistó en su programa José Vicente Hoy que trasmite Televen canal 10, al sacerdote jesuita, José Virtuoso, es un hombre involucrado en el trabajo social que asume el tema de la seguridad ciudadana en base a la Constitución del 1999 y un trabajador e intelectual infatigable. ------------------------------------ Cortesía de Televén

Entrevista José Vicente Rangel al Sacerdote Jesuita José Virtuoso
Programa José Vicente Hoy 03 Agosto 2008

SJ José Virtuoso: La Anomia y el desorden social que vivimos nos lleva a concluir que está en proceso la desintegración del Estado

El Estado debe proveer a los ciudadanos cifras oficiales claras de la violencia en el país para poder manejar el problema
* El ciudadano no cree en la administración de justicia, teme acudir a ella.
* Hace falta política dirigidas a los jóvenes y tendentes a fortalecer su proyecto de vida, de su futuro, que se perciba integrado por la sociedad porque está le ofrece esas oportunidades.
* Tres puntos son fundamentales para abordar la inseguridad: El manejo transparente de cifras por parte del Ministerio de Interior y justicia, que la conducción de la políticas contra la inseguridad sea inclusiva y no de un solo ente, sino que involucre a la sociedad en general y gestionar políticas focalizadas para la gestión de proyectos de vida en el sector de la juventud.

Cree el entrevistado sobre el tema de la seguridad que es un tema que afecta a todos, que es universal y que afecta a todos y afecta de manera especial a los más pobres porque la violencia en esos sectores hace su mayor impacto, porque en su mayoría son jóvenes de esas barriadas quienes caen a diario producto de este fenómeno. Esta convencido de lo que dice porque lleva más de 20 años trabajando en lo sectores populares y la tragedia de los fines de semana es saber de sus seres queridos en estas fechas. "Las estadísticas apuntan a que la inseguridad afecta fundamentalmente a jóvenes varones entre 15 y 25 años. Allí está el grueso de los homicidios durante los fines de semana en las grandes ciudades del país." Considera Virtuoso que para abordar el tema de la inseguridad en principio no se debe tener miedo a las cifras, a la realidad de los índices de violencia que estamos manejando actualmente,

El Centro por la paz reporta – en base a la data que el Estado ha registrado – homicidios para el primer semestre del 2008 de 6.682 en oposición a lo que divulga el Estado en esta materia. "Por tanto se requiere sincerar las cifras y también una política permanente de comunicación, políticas coherentes en esta materia lo que le permite un mayor control de la situación (…) Hay gente qué juega con estas cifras y con este dolor. Que juegan a veces mediáticamente, otras veces con fines netamente políticos. Pero más allá de estas circunstancias el Estado debe proveernos a los ciudadanos de cifras oficiales claras para poder manejar el problema". Desconfianza en la administración de justicia La falta de confianza en el sistema de justicia por parte de la ciudadanía venezolana, es un factor que está haciendo mucho daño a esa sensación de seguridad que deben sentir los individuos frente al proceso de deterioro que venimos enfrentando. "Hay una profunda desconfianza frente a la administración de justicia, desde la policía, los tribunales donde el ciudadano no sabe a quien recurrir. Teme recurrir ".

La encuesta de victimización que realizaron en la CONAREPOL arroja que la gente percibe que ir a la policía prácticamente es que esta se revierta contra lo que espera realmente e ciudadano de ella. Este estado de indefensión refuerza la sensación de miedo, de pánico que tiene el venezolano y que se generalice: "Estoy a expensas del hampa, del crimen con pocas posibilidades de defenderme y de actuar". El sacerdote asegura que se revela una situación de anomia y de desorden social sumamente grave que conlleva a interpretar que se está produciendo la desintegración del Estado. Ser pobre no es ser delincuente Virtuoso asegura que no porque seamos más pobres somos más delincuentes y no porque se solucione el problema de la pobreza dejamos de delinquir. De hecho teniendo una sociedad más inclusiva y más justa, el delito tiene menos opciones de enquistarse, pero no es directamente proporcional, porque países como Haití y los africanos serían en base a su pobreza extrema los más violentos del planeta, y no es así. "En el caso venezolano hay 2 elementos profundamente vinculados además de la pobreza, no obstante de todo el trabajo social que se ha adelantado para superar la miseria. Uno es el proyecto de vida de los jóvenes, tiene que haber políticas sociales pedagógicas que orienten al joven en esta dirección. A rehacer sus valores, su norte. Sí hay políticas sociales universales pero le falta el componente educativo. Hay que trabajar en las escuelas en los centros educativos. Proyectos en torno al deporte, en torno a una sociedad mejor, en torno a soñar que hay posibilidades y futuro para él. Que el joven se sienta integrado y con posibilidades de vida, de futuro". Asegura el sacerdote jesuita que hay factores que hay que gestionar para apoyar a la juventud: Primero la generación de políticas de incorporación facial al campo laboral de jóvenes a partir de los 15 años, segundo, políticas educativas que acoplen a este muchacho en carreras que desea y en las cuales se sienta cómodo y por último políticas coherentes de recreación y utilización del tiempo libre. "Por tanto juega un papel fundamental todo lo que se pueda hacer en torno a la música, el arte, el deporte. Ofrecer múltiples alternativas que estimulen al joven a pensar otras posibilidades para su vida. Hacer de su vida un proyecto que tiene que desarrollar".

La iglesia trabaja con la juventud
En base a los principios de la Conferencia Episcopal latinoamericana la iglesia apoya a la juventud en materia educativa e impulsando encuentros que promuevan el pensamiento creativo sobre la vida y la convivencia. "La atención a la juventud es una preocupación que parte desde el Papa a la iglesia en general. La capacidad de ésta de generar espacios donde la juventud pueda encontrar y gestionar su proyecto de vida". Cree que lo que se puede percibir a nivel de las altas jerarquías en la iglesia latinoamericana y venezolana es diferencias en cuanto a la evaluación de los problemas, pero sí están pendientes de la situación social, porque precisamente ese es el papel de la iglesia, el de ser pastores de sus pueblos. "Lo que sí he observado en cuanto a la alta jerarquía venezolana, es que se les ha cercenado su posibilidad de participar abiertamente en el debate político. Los obispos tienen todo el derecho de hablar como ciudadanos. Se les ha tratado incluso irrespetuosamente (…) A lo que no podemos renunciar es a decir lo que creemos sobre los problemas sociales y eso requiere una capacidad de diálogo importante". Finalizó Virtuoso concluyendo que hay tres puntos que son fundamentales para abordar la inseguridad: El manejo transparente de cifras por parte del Ministerio de Interior y justicia, que la conducción de la políticas contra la inseguridad sea inclusiva y no de un solo ente, sino que involucre a la sociedad en general y gestionar políticas focalizadas para la gestión de proyectos de vida en el sector de la juventud.
Comentarios
Comentarios 0
no se permiten etiquetas HTML
Eventos
    A Fondo |   RSS Gumilla