Pedro Pablo Barnola s.j.

Etiquetas:Pedro Pablo Barnolajesuitarevista sicliteraturacritica literariavenezuela
 

Pedro Pablo Barnola Duxans s.j. 1908-1986

Una de las personalidades más brillantes y fecundas de la Compañía de Jesús en Venezuela. Nació en Caracas el 26 de junio de 1908. Del seminario Interdiocesano de Caracas pasa al Colegio San Ignacio. En mayo de 1925 viaja a España para ingresar al Colegio de Loyola donde cursa estudios hasta 1929. En 1932 recibe el título de doctor en filosofía por la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica). La etapa de magisterio la realiza en el Colegio San Ignacio (1933-1395).
Viaja a Estados Unidos para estudiar teología en la Universidad de Santa Clara (California), allí se ordena sacerdote el 15 de junio de 1938 por Juan I. Mitty, Arzobispo de California. Su 3ª Probación la hizo en la ciudad de Connecticut. Regresa a Venezuela donde ocupa el cargo de Prefecto y Profesor en el Colegio San Ignacio (1940-1952).
Redactor de la revista SIC desde 1940 con 146 artículos firmados y director desde 1948 hasta 1953. Recibido como individuo de número en la Academia Venezolana de la Lengua el 28 de noviembre de 1952. En 1954, se doctoró en filosofía y letras en la Universidad Javeriana de Bogotá con la monografía Eduardo Blanco creador de la novela venezolana. Desde el 31 de octubre de 1954 hasta 12 de marzo de 1958 pasa hacer el segundo rector de la Universidad Católica Andrés Bello. 
Es detenido por la Seguridad Nacional en noviembre de 1957, luego es enviado a Barquisimeto por el superior de su orden. Miembro de la Comisión Asesora para la edición de las Obras completas de Rafael María Baralt, publicadas en 1964, colabora además con la Comisión Editora de las Obras completas de Andrés Bello, publicadas a partir de 1962. Rector de la Iglesia San Francisco (1968 - 1973), director de la Academia de la Lengua (1967-1975), pronuncia sus últimos votos el 2 de febrero de 1968 ante Jesús Francés.
Columnista del diario El Nacional. Organizó y presidió el VI Congreso Internacional de las Academias de la Lengua celebrado en Caracas (1972). Premio Nacional de Literatura (mención investigación y ensayo) por su libro Afirmaciones de cultura (1973). Aporte bibliográfico: Eduardo Blanco, creador de la novela venezolana: estudio crítico de su novela “Zarate” (1963); A propósitos (1965); Al encuentro de Bolívar (1970); Altorrelieve de la literatura venezolana (1970); Afirmaciones de cultura (1973), entre otras.
Fallece en Caracas el 8 de enero 1986.

Pedro Barnola junto a Rómulo Gallegos, Pedro Díaz Seijas y JM Siso Martínez
 

Barnola D., Pedro P.

Revista SIC

 

1941

4(31) 31-34. Los jesuitas en Venezuela.

4(40) 593-594. Bibliografía.

4(40) 595-597.Investigaciones bibliográficas.

 

1942.                    

5(41) 42-44. Disquisiciones bibliográficas.

5(48) 476-479. Del romanticismo y Pérez Bonalde.

5(49) 532-533. Los bardos del Zulia ante el trono de la Chiquinquirá.

5(49) 554-55. Descansa aquí un momento.

5(50) 604-609. Apoteosis del padre de la patria.

 

1943.                    

6(51) 14-18. Brillantes festejos centenarios.

6(51) 30-32. El padre Jose A. Espinosa.

6(52) 97-101Rectificando la biografía de Pérez Bonalde.

6(54) 190-193. Antonio Arraiz cuentista.

6(56) 316-31. Alejandro García Maldonado.

6(57) 371-373. El primer catecismo impreso en Venezuela.

6(58) 428-430. Nuestro mejor romancero.

6(59) 482-484. Leopoldo Ayala Michelena y su teatro.

6(60) 540-542. Teatro venezolano Aquiles Certad.

 

1944.                    

7(61) 21-25. Mejor que doña Barbara Gallegos y su última novela.

7(62) 87-89. Oasis poético.

7(63) 136-138. Premio municipal de poesía 1942.

7(64) 179-181. Oasis poético II.

7(65) 233-234. Puntualización bibliográfica.

7(66) 303-306. Dámaso Velázquez.

7(67) 342-345. De literatura española contemporánea: algunas notas complementarias.

7(68) 397-400. Inspiración y tortura.

7(69) 472-475. Rufino Blanco Fombona.

7(70) 521-524. Bibliografía de Arístides Rojas.

 

1945.                    

8(71) 36-39. Feminismo desquiciado.

8(72) 68-71. Job Pim.

8(73) 119-122. Pastor de mansas eglogas...

8(75) 227-230. La poesía que no se entiende…

8(76) 275-277. Premio Municipal de Poesía 1944.

8(77) 344-346. Novela Premiada.

8(78) 388-391. Una de las mejores novelas venezolanas.

8(79) 445-447. Un auténtico poeta regional.

8(80) 487-491. Gabriela Mistral.

 

1946.                    

9(81) 16-18. Sobre poesía popular venezolana.

9(82) 72-74. Tranquila soledad.

9(83) 138-140. Un moderno fabulista.

9(84) 196-199. La poesía de Juan Arcia.

9(86) 296-299. Una novela panameña.

9(86) 300. Bibliografía.

9(87) 357-359. El poeta Olmedo.

9(88) 400-403. La obra literaria de Díaz Sánchez.

9(89) 465-453. Un periodista singular Lino Sutil.

9(89)466-467. Bibliografía.

9(90) 498-501. Una parábola biográfica.

 

1947.                    

10(91) 539-542. Un valor libertario indestructible.

10(92) 590-593. La poesía amable de un poeta cumanés.

10(93) 638-641. Libro de poesías de Lazo Martí.

10(94) 700-703. Nuestra prestigiosa cultura de antaño.

10(95) 757-760. Un sonetario parnasiano.

10(96) 802-804. Letras españolas contemporáneas.

10(97) 856-860. Pedro Emilio Coll.

10(98) 908-912. Un eximio cervantista venezolano.

10(99) 961-965. Notable triunfo poético.

10(100) 1012-1015. Cuentos nacionales.

 

1948.                    

11(101) 20-23. Cuentos nacionales.

11(102) 65-69. La piedad de un biógrafo.

11(103) 129-132. Cuentistas españoles: escritores actuales.

11(104) 180-183. Más respeto al doctor Vargas.

11(106) 279-281. Bibliografía.

11(106) 285-288. Otro buen poeta ¿olvidado?.

11(107) 341-344. Letras españolas: cincuentenario del 98.

11(108) 381-383. Sectario e inconstitucional.

11(108) 396-398. Allá en Caracas.

11(109) 433-434. Trascendencia de una fecha.

11(109) 448-451. Rodó a nueva luz (1).

11(110) 485-486. La noche quedó atrás...!

11(110) 489-492. Otra buena novela criolla.

 

1949.                    

12(111) 11-12. Honradez y trabajo.

12(112) 59-60. ¡Ya era hora...!.

12(112) 78-81. Cariñosa voz del llano.

12(113) 107-109. Lección y advertencia.

12(113) 127-129. Libros.

12(114) 155-157. Actitudes perversas.

12(114) 174-177. Gonzalo Picón Febres.

12(115) 223. Libros.

12(116) 251.¿Por qué ese tema?.

12(116) 252-254. El enemigo no duerme!

12(117) 299-300. ¿A dónde va la mujer venezolana?.

12(118) 347-348. ¡Vamos en quiebra!

12(119) 397-398. ¡Ojalá sea cierto!

12(119) 399-401. El comunismo contra la iglesia.

12(119) 402-405,416. ¿Para eso ser poeta?

12(120)451-454. ¡Estamos jugando con fuego!

 

1950.                    

13(122) 65-68. Alerta y actuar a tiempo.

13(122) 81-84,88. ¿La Balandra Isabel... ?.

13(124) 169-171.. La ola avanza... 

13(126) 273-276. Todavía falta.

13(127) 325-328. ¡Hacia tanta falta!

13(128) 377-378. Oídos para oír.

13(129) 429-431. ¡Por fin, comprensión! 

13(130) 502-503. Libros.

 

1951.                    

14(135) 203-204. ¿Hasta dónde llegaremos?.

14(136) 266-268. Corao, poeta inacabado.

14(137) 299-300. A definirse tocan...! 

14(137) 318-320. Un nuevo valor poético.

14(138) 347-348. ¡Demos marcha atrás! 

14(139) 395-396. Amargo, pero legítimo.

14(140) 443-444. Frente a la avalancha corruptora.

 

1952.                    

15(141) 11-12. Honda tristeza.

15(142) 59-60. ¡Todos a una!.

15(143) 107-108. Horizonte sobrio.

15(143) 113-115. Pasitrote.

15(144) 155-156. Desmanes protestantes.

15(145) 203-206. ¡Venga dinero, y... fuera la moral!.

15(145) 214-217,227. La otra historia.

15(147) 299-300. Por los frutos....

15(147) 304-312. La celestial Barcelona del congreso eucarístico.

15(148) 347-348. Trascendencia coromotana.

15(148) 357-362. Crónica de la coronación.

15(149) 399-400. Lo que debe quedar.

15(149) 420-423,426. La reina nos visitó! Ntra. Sra. de Coromoto en Caracas.

15(150) 463-466,474. Andrés Bello en los escritos de Menéndez Pelayo.

15(150) 447-448. La ola creciente...! 

 

1953.                    

16(151) 30-32. El túmulo a los Bolívar.

16(152) 59-61. ¡Por el decoro de la prensa...!.

16(152) 74-77. Martí en Caracas.

16(153) 125-128. Pedro-Emilio Coll, evocador de Leonardo.

16(154) 155-160. Ante la tumba de Stalin.

16(154) 177-179. Tierra ardiente y del tambor....

16(155) 203-204. Falsa defensa del deporte.

16(157) 299-300. Fuga de nuestro dinero.

16(158) 347-349. Televisión, grave responsabilidad !

16(158) 357-359. Lo más absurdo en torno a unas memorias.

16(159) 395-396. Revisión de un laudo injusto.

16(160) 443-444,468. ¿A eso llaman censura?.

16(160) 462-466. Andrés Bello: historia de una gran ausencia y un gran amor.

 

1954.                    

17(161) 11-12. Oigamos la enseñanza oportunísima.

17(162) 59-60,67. ¿Se puede despilfarrar así?

17(163)107-108. ¿Hasta dónde nos llevara el divorcio?

 

1955.                    

18(171) 26-29. En torno a la novela venezolana.

 

1956.                    

19(190) 472-474. Dos nombres gloriosos - Don Andres Bello y Menéndez Pelayo.

 

1958.                    

21(203) 117-119. Lírica hispana.

21(205) 221-224. Merecido aplauso a una edición.

21(206) 264-269. ¡Aquí fue el tocuyo!.

 

1959.    

22(212) 79-82. El problema religioso en Venezuela.

 

1960.                    

23(223) 134. Entra, siervo bueno y fiel...

 

1961.                    

24(233) 122-124. Revisión retrospectiva de novelas venezolanas.

24(234) 178-181. Revisión retrospectiva de novelas venezolanas.

24(235) 218-220. Revisión retrospectiva de novelas venezolanas.

 

1962.                    

25(247) 309-311. Del hispanoamericanismo de Menéndez Pelayo.

25(249) 413-416. Comienza el concilio.

25(250) 486-488. Nuevas perspectivas de la labor misionera.

 

1965.                    

28(279) 405-408. Motivos de centenario.


1967.                    

30(297) 361-364. La Academia de la Lengua en su 84º aniversario.

1968.                    

31(310) 469-471. Bolívar murió cristianamente.

3(308) 367-369. Lo que se ha dicho y no se ha dicho en torno a la  Humanae Vitae.

31(307) 315-316. Mario Briceño-Iragorry: escritor-maestro.

1969.                    

32(313) 107. In memoriam: P. Manuel Aguirre Elorriaga.

32(315) 198-200. Gallegos sí permanece.

Eventos
    A Fondo |   RSS Gumilla